« Jack London | Main | Más sobre "Biblia - alegoría - simbolo" »

Comments

Bienvenido, Rafa. Y muchas gracias por esta tu primera aportación. Espero que CJ tome buena cuenta de ella, y nos dé aquí una primera respuesta a tus propuestas e ideas. Yo tomo nota, y también de las peticiones de CSB y de NGG, y pido un poco más de tiempo para pensar, antes de decir algo sobre alegoría y simbología literarias. Sobre todo teniendo a la vista el horizonte bíblico: sin pensarlo un poco, no sabría situar intelectualmente bien la alegoría y el símbolo con ese horizonte a la vista. Por eso espero con gran interés lo que CJ nos dirá.

Posiblemente la diferencia entre alegoría y simbolo sea un monstruo como Shrek, formado por sucesivas capas como las cebollas. No sé si lo que sigue entorpecerá o facilitará la cuestión. Creo que la bibliografía citada es conocida por todos. Si fuera necesario, la añadiría más adelante con mayor precisión. En cualquier caso, la sesión de Carlos Jódar promete ser muy interesante.

1.Para afrontar una interpretación alegórica y simbólica de la Biblia, me parece conveniente, un poco popperianamente, establecer tres mundos:

“Mundo 1” son los acontecimientos sucedidos entre “En el principio creó Dios el Cielo y la Tierra” y el momento final de la redacción del Apocalipsis por parte de San Juan.

“Mundo 2” son la parte de esos acontecimientos que aparece narrada en la Biblia, tal como refiere Juan 20,30-31: “Muchos otros signos hizo Jesús, que no han sido escritos en este libro. Sin embargo, estos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre”.

“Mundo 3” son los libros que se podrían escribir acerca de los acontecimientos que sucedieron entre “En el principio hizo Dios el Cielo y la Tierra” y el momento final de la redacción del Apocalipsis y a los que se refiere Juan, 21,25: “Además hay otras muchas cosas que hizo Jesús y que, si se escribieran una por una, pienso que ni aun el mundo podría contener los libros que se tendrían que escribir”.

2.La Biblia tiene dos características: la primera es que no existe ningún libro que cuente cosas anteriores. La Biblia es el primer Libro. Ningún libro puede contar las cosas que hayan sucedido antes de “En el principio...”.

La segunda característica es que todo lo que se pueda escribir después, ya está escrito allí. Como se podría decir parafraseando a Genette, la Biblia (Mundo 2) es la expansión todo lo monstruosa que se quiera, del texto de Juan 20,30-31 y el resto de la producción literaria de los hombres (Mundo 3) es la expansión todo lo monstruosa que se quiera de Juan 21,25.

No existe ninguna duda de que la Biblia (Mundo 2) es un Libro: aunque tenga muchas partes distintas de géneros literarios distintos, aunque haya sido escrito a lo largo de muchos siglos, aunque tenga autores principales y secundarios, desde el momento en que se acaba su redacción con el Apocalipsis, mantiene su unidad de El Libro porque las discrepancias acerca de si algunas partes de su contenido le pertenecen o no son prácticamente irrelevantes respecto al conjunto del Texto.

3.La Biblia es un texto articulado (por oposición a lo que sería un texto inarticulado, una sucesión de gritos y palabras inconexas, amontonadas de cualquier manera) por una razón poética que se expresa en Juan 20,30-31 desde un punto de vista narratológico tan preciso como pueda ser Ulises vuelve a Itaca o Marcel se hace escritor.

4.Posiblemente –esta es mi propuesta- no se pueda analizar un libro que es “El Libro” en sus aspectos alegóricos, simbólicos e históricos sin analizarlo en conjunción con textos del Mundo 3, sobre todo por la extraordinaria peculiaridad de que no existe ningún libro anterior a él y, en cambio, hay una infinidad de libros posteriores, escritos con referencia a él, que deben su existencia como texto a la relación que mantienen con el texto de la Biblia.

La dificultad más grande para entender la Biblia como texto radica posiblemente en que no narra un presente entre el perdón por las acciones anteriores al texto y la promesa para las acciones posteriores a él. Cualquier otro texto se localiza según un antes y un después salvo éste, que no tiene un pasado anterior y, digamos fuertemente: “sólo tiene presente y futuro”.

5.En el Mundo 3 cada uno propone lo que mejor le venga entre la multiplicidad de representaciones de la Biblia que pueda conocer. Yo voy a proponer dos: el Decameron de Bocaccio y el Quijote de Cervantes. Son dos textos de estructura muy similar a la Biblia, como hechos de un acopio de materiales de muy distinta procedencia pero orientados, articulados en un sentido unitario.

El Decameron plantea la instancia vital de los actores del relato como una espera entre la vida y la muerte a la que hay “necesariamente” que dotar de sentido para que no desaparezca en la nada. Es una historia de salvación enteramente bíblica, un excursus del Mundo 2 en el Mundo 3 en la línea señalada por Juan 21,5, y no se podría entender sin un conocimiento simbólico de Mundo 2.

El Quijote es una historia de redención personal del actor principal, que así redime a la Humanidad entera, como a pesar suyo, y de las dificultades de todo tipo. Quijote es un redentor demasiado humano, pero dispuesto a afrontar la tarea a la que ha sido llamado.

6.He escogido El Decameron porque hay un texto clásico del análisis alegórico-simbólico en la obra de Todorov, “Gramática del Decameron” y El Quijote porque hay maravillosas obras de análisis desde el punto de vista del autor: yo destacaría “El pensamiento de Cervantes” de Américo Castro que relatan muy bien la presencia de la Biblia en el texto cervantino.

7.Estas obras de Mundo 3 se comportan respecto a la Biblia (Mundo 2) como expansiones todo lo monstruosas que se quiera de Jn 21,5, del mismo modo que la Biblia (Mundo 2) se comporta como expansión todo lo monstruosa que se quiera de Jn. 20,30-31, pero tienen antecedentes y consecuencias, se comportan como un microcosmos de más fácil entendimiento que la Biblia, como sinécdoques de Mundo 2, utilizando esta palabra en su sentido fuerte de representar el todo en alguna de sus partes.

The comments to this entry are closed.

Pontificia Università della Santa Croce


  • apollinare1


    Facoltà di Comunicazione Istituzionale
    Palazzo di Sant'Apollinare
    Piazza di Sant'Apollinare n. 49
    00186 Roma


    PUSC HomeFCI Home

P&C Project:
Experts in humanity


  • The Poetics and Christianity Project is an international forum for studiyng the intersection of artistic culture and expressions of religious faith, with a special emphasis on narrative and dramatic arts. It offers a meeting place for scholars and artist of diverse fields of expertise.

    * * *
    “ For tragedy is an imitation ('mimesis'), not of men, but of an action ('praxeos') and of life, and life consists in action, and its end is a mode of action ('to telos praxeis tis estin'), not a quality. Now character determines men's qualities, but it is by their actions that they are happy or the reverse.”

    [Aristotle’s Poetics, 50 a 16-18]


    “ There is a need for heralds of the Gospel who are experts in humanity, who have a profound knowledge of the heart of present-day man, sharing his joys and hopes, his anguish and sadness, and who are also contemplative souls, in love with God. “

    [Pope John Paul II to the European Council of Bishops' Conferences, 11-10-85]

WELCOME


  • Posts and Comments are here written in English, Italian, Spanish and French.

    Feel free to use anyone of those Languages in writing. Almost everyone of us can read them.

    Our multilingual online work is not a presage of the confusion in a new Tower of Babel.

    The purpose is just the opposite, working on "Poetics & Christianity". Enjoy your stay.

Elsewhere

  • powered-long.gif
Blog powered by Typepad
Member since 08/2003