« Más sobre "Biblia - alegoría - simbolo" | Main | Evelyn Waugh »

Comments

De los tres textos propuestos yo sólo puedo decir algo de Lc. 15,25-32, la parábola del hijo pródigo, que podría también llamarse la del fracaso del padre pródigo al que sus hijos le han salido bastante "tarambainas" los dos.

Al planteamiento de todo lo mío es tuyo, ninguno de los dos responde: pues lo mío te lo debo a tí y coge lo que necesites cuando te haga falta o cuenta conmigo para sacar adelante el patrimonio familiar, sino: dame más, o: no me das bastante, o: me das menos que al otro.

De la casa paterna se acuerdan de que en ella sobre todo se come bien. El mayor reclama un cabrito y el menor recuerda que allí no pasaba hambre nadie; no recuerda que hubiera buen clima o buenas vistas desde las ventanas o que los sofás fueran muy cómodos, sino que no pasaba hambre nadie, que se comía bien.

El mayor no le reprocha que no le diera dinero para estudiar o para irse a una ONG a cuidar enfermos, sino que no le daba suficiente comida bien cocinada para comerla con sus amigos.

El placer de la comida es el más egoísta de todos, por eso hay tantos obesos en esta sociedad y por lo visto en otras.

Los dos hermanos serían bastante fondones. El que se va tiene que gastarse el dinero en prostitutas porque sería tan monstruo como su hermano y no conseguiría que nadie le quisiera por sí mismo, sino por el dinero que todavía le quedaba.

El padre pródigo, el que da todo siempre, no encuentra una respuesta así entre la gente, incluídos sus hijos, que sólo llegan con dificultad al "do ut des" en el mejor de los casos, y nunca al "hay más alegría en dar que en recibir".

Y la lectura de ese relato dice mucho de cómo es el padre y de lo que cuesta ser como él: por eso las quejas y todo lo demás. Para entenderle hay que decir también: todo lo mío es tuyo; en vez de: dame más y más hasta que reviente.

Debo decir que la referencia a Mel Gibson fue una improvisación acerca de lo que se está diciendo de la película, porque yo no la he visto: tengo la impresión de que se está diciendo que es "hiperrealista" y algo molesta visualmente.

Entrando al asunto de la alegoría y el símbolo, incluso en el relato cinematográfico, quiero decir que casi no hay ningún texto que no sea alegórico, simbólico y con una cierta correlatividad con la realidad; no son conceptos excluyentes: en un texto-texto hay de todo y por supuesto en la Biblia que es digamos el super-texto-texto: allí está todo.

Para entender un relato cinematográfico acerca de la Biblia hay que pensar cómo se habría transmitido la Pasión, si hubiera habido en Jerusalén una DirecTelevisión: habría sido un relato continuo de casi veinte horas; el relato semidramatizado que se hace en las iglesias en Semana Santa dura veinte minutos; el relato de Mel Gibson durará como mucho dos horas.

Por tanto, respecto a "las cosas que sucedieron", que yo he llamado Mundo 1, lo menos alegórico sería el directo de tv, pero incluso, en ese caso, habría un locutor que explicaría lo que estaba sucediendo; incluso -con perdón- una repetición de los mejores momentos, desde distintos ángulos, a cámara lenta, con entradas desde el estudio de expertos que analizarían los detalles.

La razón de este modo de introducir aspectos alegóricos en un relato "en directo" proviene de que el presente sucede demasiado deprisa y un espectador podría no percibirlo.

Posiblemente, la razon de relatar que tenemos los hombres provenga de eso: querríamos saber lo que va a pasar un poco antes de que pase (y montamos mundos posibles que lo explican) o una razón de lo que pasó para entenderlo si volviera a pasar algo así y que no nos cogiera tan desprevenidos (y contamos historias de sucesos anteriores) Esto está en la Poética de Aristóteles.

De esas veinte horas, ¿qué va a meter Gibson en sus dos horas y pico?, dado que el cine occidental se basa en la escena: fragmentos de tiempo real, contados en tiempo real, a la que hay que añadir (pero ya mucho menos utilizado) el sumario: abreviar en el tiempo del relato, la duración de la historia; la elipsis: omitir en el relato una parte de la historia (aquí Gibson "se comería" con la elipsis dieciocho horas de relato en tiempo real y los curas en Semana Santa diecinueve y cuarenta minutos, si dramatizan la Pasión en veinte minutos) y la digresión: contar a cámara lenta, más despacio, lo que sucede más deprisa.

(Estoy simplificando una cosa que los narratólogos franceses han conseguido complicar hasta la extenuación).

El relato cinematográfico utiliza esos recursos para contar con cierta brevedad historias que duran mucho más. A ver qué fragmentos escoge Gibson para representarla y desde qué ángulos.

Por ejemplo, estamos habituados a ver al Crucificado desde el punto de vista de los dos ladrones, de frente y a su altura. El Cristo de Dalí lo representa desde el punto de vista que se suele dar a Dios Padre, para destacar tal vez que Dios había entregado a su Hijo hasta tal punto que ni siquiera veía bien lo que le estaba pasando (esto es un Mundo 3 total, imaginarse a Dios Padre que sólo ve la coronilla de su Hijo)

También está el punto de vista de Santa María y San Juan, que debió ser horrible, lo que se llama un contrapicado, de abajo arriba, porque el cuerpo estaba en lo alto del madero que estaba en lo alto de la colina. Además, había poca luz; con dificultad podrían percibir por encima de las rodillas y escucharían una voz que se apagaba en medio de la algarabía del montón de gente que estaba allí, todo eso durante tres horas. Nadie ha contado la Crucifixión desde el punto de vista de la Virgen y San Juan que es además el de no conseguir enterarse bien de lo que estaba pasando aun poniendo la máxima atención: un suplicio, mientras que los dos ladrones le veían la cara, lo tenían mucho más claro y es el punto de vista que nos ha llegado: verlo de frente y prácticamente a su altura. ¿Dónde va a poner la cámara Gibson para contar esta historia, desde qué punto de vista? Las cosas varían bastante aunque la historia sea la misma.

Creo que he explicado algunos aspectos alegóricos de un relato que reconstruye lo que habría podido ver un testigo ocular que estuviera allí con una cámara de cine dispuesto a que quedara constancia visual y sonora de aquello.

The comments to this entry are closed.

Pontificia Università della Santa Croce


  • apollinare1


    Facoltà di Comunicazione Istituzionale
    Palazzo di Sant'Apollinare
    Piazza di Sant'Apollinare n. 49
    00186 Roma


    PUSC HomeFCI Home

P&C Project:
Experts in humanity


  • The Poetics and Christianity Project is an international forum for studiyng the intersection of artistic culture and expressions of religious faith, with a special emphasis on narrative and dramatic arts. It offers a meeting place for scholars and artist of diverse fields of expertise.

    * * *
    “ For tragedy is an imitation ('mimesis'), not of men, but of an action ('praxeos') and of life, and life consists in action, and its end is a mode of action ('to telos praxeis tis estin'), not a quality. Now character determines men's qualities, but it is by their actions that they are happy or the reverse.”

    [Aristotle’s Poetics, 50 a 16-18]


    “ There is a need for heralds of the Gospel who are experts in humanity, who have a profound knowledge of the heart of present-day man, sharing his joys and hopes, his anguish and sadness, and who are also contemplative souls, in love with God. “

    [Pope John Paul II to the European Council of Bishops' Conferences, 11-10-85]

WELCOME


  • Posts and Comments are here written in English, Italian, Spanish and French.

    Feel free to use anyone of those Languages in writing. Almost everyone of us can read them.

    Our multilingual online work is not a presage of the confusion in a new Tower of Babel.

    The purpose is just the opposite, working on "Poetics & Christianity". Enjoy your stay.

Elsewhere

  • powered-long.gif
Blog powered by Typepad
Member since 08/2003